SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.30 issue1-2Prevalencia de anticuerpos Anti Chagas y Anti HTLV-1 en un grupo de donantes del Banco de Sangre del Hospital Nacional de Niños, en 1994Pacientes con componente alérgico y su relación con la presencia de agentes micóticos author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Article

Indicators

Related links

  • Have no similar articlesSimilars in SciELO

Share


Revista Médica del Hospital Nacional de Niños Dr. Carlos Sáenz Herrera

Print version ISSN 1017-8546

Rev. méd. Hosp. Nac. Niños (Costa Rica) vol.30 n.1-2 San José Jan. 1995

 

Fungemia por Trichosporon beigelii:  reporte del primer caso en Costa Rica
 
Dr. Marco L. Herrera*;  Dra. Tatiana Moya*;  Dra. Isabel Duarte*  y  Dr. Allan Bogantes*
 
 
Introducción

Trichosporon beigelii, es un organismo levaduriforme, artrosporado que pertenece a los Deuteromycetes y que forma parte del la familia Cryptococcaceae (13).

Es el agente causal de la piedra blanca, una infección inocua del pelo de la barva, pecho y pubis, donde se le encuentra formando nódulos de aspecto grasoso y consistencia blanda (9).

Puede encontrársele en orina, esputo y piel humana y es un habitante normal del suelo y se le puede hallar en el agua (9, 11).

Desde el inicio de los años 70, además de la piedra blanca, se le ha encontrado produciendo infecciones diseminadas en paciente inmunosupresos especialmente en pacientes con leucemias (1, 2, 4, 5, 6, 7, 8, 10, 13).

El hallazgo de este hongo casusando infecciones diseminadas es poco común pero los reportes de este tipo de casos son cada vez más frecuentes y están relacionados con alta mortalidad, por el hecho de que Trichosporon beigelii se reporta como resistente a la Anfotericina B (2), uno de los mejores antimicóticos con los que se cuenta para el tratamiento de infecciones invasivas.

La infección diseminada para pacientes inmunosupresos es de inicio rápido con fungemia, funguria, azotemia, presencia de infiltrados pulmonares, lesiones cutáneas, diseminación a riñón y otros tejidos (9).

Este es el primer caso en Costa Rica, de aislamiento de Trichosporon beigelii, produciendo infección diseminada en un niño con una leucemia mielocítica aguda (LMA).
 
 
Reporte del caso

Paciente de 7 años de edad, portador de una LMA, inicia un cuadro febril y sangrado gastrointestinal importante que merita su internamiento en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Nacional de Niños "Dr. Carlos Sáenz Herrera".

Allí se le coloca un catéter venosos central. Durante toda su estancia en la UCI, el paciente cursa con recuentos menores de 800 leucocitos/mm3, así como muy bajos recuentos plaquetarios. El estado del paciente, se reporta como delicado. Tres días después, la punta del catéter es retirada de manera estéril y enviada al laboratorio para su cultivo.

El catéter es inoculado en 10 ml de caldo tioglicolato e incubado a 35ºC por 24 horas. Pasado este período de incubación el caldo del tioglicolato estaba turbio, y se procedió a realizar una siembra en platos de agar sangre humana al 5%, agar McConkey y agar manitol salado que se incubaron a 35ºC por otras 24 horas.

Sólo se observó crecimiento en la placa de agar sangre, de colonias con aspecto cremoso, no refráctiles y pequeñas. Cuando el cultivo se hizo viejo las colonias se tornaron secas y con un olor especial. Un Gram de estas colonias mostró la presencia de blastosporas gemantes con pseudomicelio; un tubo germinativo fue negativo, pero la prueba de urea fue fuertemente positiva.

La levadura fue identificada utilizando el Sistema Automatizado Vitek de la Casa Biomerieux con tarjetas YBC de la misma casa comercial y con un periodo de incubación de 48 horas a 30ºC.

Una vez identificado el agente, se montó una Concentración Mínima Inhibitoria (CMI) contra Anfotericina B con un resultado de 16 ug/ml, lo que confirma que el Trichosporon beigelii aislado e identificado es resistente a la Anfotericina B (3).

Varios hemocultivos recolectados en días posteriores al aislamiento, mostraron la presencia del mismo agente.

La condición clínica del paciente se fue deteriorando paulatinamente hasta su deceso.

No se le efectuó la autopsia.
 
 
Conclusiones

La piedra blanca fue descrita por primera vez por Beigeli en 1865. Sin embargo, la diferenciación entre la piedra negra (Piedraia hortai) y piedra blanca (Trichosporon beigelii) no fue hecha hasta 1911 por Horta y Brumat; se le dio el nombre de Trichosporon en 1913 (9).

Esta infección se caracteriza por la presencia de una masa de hongos de aspecto grasoso, consistencia blanda y un color blanco o pardo claro. La infección puede iniciarse debajo de la cutícula, posiblemente después de una lesión. El desarrollo del nódulo se inicia alrededor del tallo piloso, formando un entretejido de hifas que se fragmentan y forman artroconidias levaduriformes. Su tratamiento es simple, basta con cortar el cabello. Su prevención se basa en el baño diario (9, 13).

No hay ninguna prueba inmunológica que ayude en su detección, ya que por ser una infección tan superficial no hay respuesta inflamatoria (13).

Recientemente, fue aislado de plantas de tratamiento de aguas del área metropolitana y de varios ríos que drenan esta misma área (11).

Las descripciones del hallazgo del Trichosporon beigelii como oportunista, en pacientes inmunosupresos se inició alrededor de los 70, cuando se le relaciona con sepsis en pacientes con leucemias de varios tipos, absceso cerebral y diseminaciones a piel (1, 4, 5, 6, 7, 8, 10, 12, 14).

En 1980, se cita su resistencia a la Anfotericina B y se hacen más frecuentes los reportes del aislamiento de este agente.

Este es el primer reporte del aislamiento del Trichosporon beigelii en Costa Rica causando una sepsis fulminante y con resistencia comprobada a la Anfotericina B, en un paciente con LMA. El aislamiento del agente se realizó a partir de un catéter venoso central y hemocultivos.
 
 
Resumen

Se reporta el primer caso en Costa Rica, de fungemia por Trichosporon beigelii, en un niño de 7 años, con leucemia mielocítica aguda y que ingresa a la Unidad de Cuidado Intensivo del Hospital Nacional de Niños "Dr. Carlos Sáenz Herrera" con sangrado gastrointestinal y cuadro febril. De los catéteres y de tres hemocultivos se aisla Trichosporon beigelii resistente a Anfotericina B. Tiene evolución rápida y fallece.

Se discute la creciente importancia del aislamiento de este microorganismo en pacientes inmunosupresos.
 
 
Bibliografía
 
1. Bodey G.: Fungal infection complicating acute leukemia. J. Chron. Dis. 19:667, 1966.         [ Links ]

2. Dowderly W., Kobayashi G., Hersing G. et al.: Anphotericin B-resistant yeast infection in severly immunocompromised patients. Amer. J. Med. 84:826, 1988.         [ Links ]

3. Duarte I. & Herrera M.: Concentración Mínima Inhibitoria de Anfotericina B contra Candida albicans. Rev. Med. Hosp. Nal. Niños. En este volumen.         [ Links ]

4. Evans H., Kletsel M., Lawson R. et al.: Systemic mycosis due to Trichosporon cutaneum: A report of two addictional cases. Cancer 45:367, 1980.         [ Links ]

5. Hoy J., Kuo-Ching H., Rolston K. et al.: Trichosporon beigelii infection: A review. Rev. Infect. Dis. 8:959, 1986.         [ Links ]

6. LeBlond V., Saint-Jean D., Datry A. et al.: Systemic infecction with Trichosporon beigelii (cutaneum). Report of three new cases. Cancer 58:2399, 1986.         [ Links ]

7. Madhavan T., Eisses J. & Quinn E.: Infection due to Trichosporon cutaneum, an uncommon systemic pathogen. Henry Ford Hospital Medical Journal 24:27, 1976.         [ Links ]

8. Manzella J., Berman I. & Kukaika M.: Trichosporon beigelii fungemia and cutaneous dissemination. Arch. Dermatol. 118:343, 1982.         [ Links ]

9. Rippon J.: Tratado de Micología Médica. Ed. InterAmericana MacGraw-Hill. 3th ed. pág. 179-185, 1988.         [ Links ]

10.  Rivera R. & Cangin A. Trichosporon sepsis and leukemia. Cancer 36:1106, 1975.         [ Links ]

11. Valiente A.: Caracterización micológica de aguas "crudas" y filtradas en la planta de tratamiento de aguas de Tres Ríos. Costa Rica. Rev. Biol. Trop. 41:417, 1993.         [ Links ]

12. Walsh T., Melcher G. Rinaldi M. et al.: Trichosporon beigelii, an Emerging Pathogen Resistent to Anphotericin B. J. Clin. Microbiol. 28:1616, 1990.         [ Links ]

13. Warren N. & Hazen K.: Candida, Cryptococcus and other yeast of medical importance. Cit. En Murray P., Baron E., Pfaller M. et al. eds. Manual of Clinical Microbiology 6th edic. American Society of Microbiology. Washington D.C., 1995.         [ Links ]

14. Watson K. & Kallichurum S.: Brain abscess due to Trichosporon cutaneum. J. Med. Microbiol. 3:191, 1970.         [ Links ]
 
 * Laboratorio Clínico, Hospital Nacional de Niños Dr. Carlos Sáenz Herrera. Caja Costarricense de Seguro Social. San José, Costa Rica.