SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.7 número1Obsolescence of the cited references: An academic myth persistent on the Venezuelan college researchOpen government in public libraries: strategic planning and public value índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO

Compartilhar


E-Ciencias de la Información

versão On-line ISSN 1659-4142

E-Ciencias de la Información vol.7 no.1 San Pedro de Montes de Oca Jan./Jun. 2017

http://dx.doi.org/10.15517/eci.v7i1.26374 

Artículos

Web social y alfabetización informacional: experiencia en la Universidad de Puerto Rico

Social web and information literacy: experience of the University of Puerto Rico

Liz M. Pagán1 

Laurie A. Ortiz2 

1 Universidad de Puerto Rico en Humacao. Biblioteca Águedo Mojica Marrero. Humacao, Humacao, PUERTO RICO. Orcid: orcid.org/0000-0002-1336-7712. liz.pagan3@upr.edu

2 Universidad de Puerto Rico. Biblioteca Santiago Iglesias hijo. Río Piedras, San Juan, PUERTO RICO. laurie.ortiz@upr.edu

Resumen:

En esta investigación se explora y describe la adopción de la web social para la alfabetización informacional por parte de las bibliotecas de la Universidad de Puerto Rico (UPR). Los objetivos de este estudio son: identificar las tecnologías de la web social utilizadas por los bibliotecarios para la alfabetización informacional; identificar y examinar la extensión en el uso de las tecnologías; evaluar las actitudes de los bibliotecarios hacia la aplicación de la web social; y la conexión que establecen con los estándares de la Association of College and Research Libraries (ACRL). El enfoque metodológico del estudio es cualitativo y se utiliza el cuestionario y la entrevista como técnicas para la recogida de datos. Los resultados muestran que el 82% de los participantes de este estudio utilizan la web social para la alfabetización informacional de los usuarios. Las tecnologías de mayor uso son: blogs, redes sociales, media sharing y mashup. El media sharing (Flickr, YouTube, Instagram, Pinterest), blog y redes sociales obtuvieron mayor frecuencia de uso por parte de los bibliotecarios. Los participantes presentaron una actitud de aceptación hacia la aplicación de la web social para la alfabetización informacional. En su mayoría, expresaron la conexión que establecen entre las normas de ACRL y el uso de la web social a través de la enseñanza. A partir de los resultados de este estudio, se presentan recomendaciones respecto a la aplicación actual de las herramientas de la web social para la alfabetización en información.

Palabras clave: alfabetización informacional; competencias informacionales; bibliotecas universitarias; web 2.0; tecnologías web; Universidad de Puerto Rico; Puerto Rico.

Abstract:

This research explores and describes the adoption of the social web for information literacy by the libraries of the University of Puerto Rico (UPR). The objectives of this study are to: identify the social web technologies used by librarians for information literacy; identify the technologies and the extent of use; evaluate the librarian’s attitudes towards the application of the social web; identify the technology connection with the Association of College and Research Libraries (ACRL) standards. The methodological approach of the study is qualitative, and the data collection techniques are the questionnaire and the interview. The results show that 82% of the participants of this study use the social web for information literacy. The preferred technologies by librarians are: blogs, social networks, media sharing, and mashup. While the technologies most frequently use are: media sharing (Flickr, YouTube, Instagram, and Pinterest), blog and social networks. The participants presented an attitude of acceptance towards the application of the social web for information literacy and they expressed the connection between the ACRL standards and the use of the social web through teaching. Based on the results of this study, recommendations are presented regarding the current application of social web tools for information literacy.

Keywords: information literacy; information competencies; academic libraries; web 2.0; web technologies; University of Puerto Rico; Puerto Rico.

1. Introducción

El uso frecuente de las herramientas de la web social en el entorno académico hace necesario repensar cómo las bibliotecas universitarias las aplican para la alfabetización informacional de sus usuarios.1 Las bibliotecas de la Universidad de Puerto Rico (UPR) se encuentran en un proceso de autoevaluación, acorde con los Standards for Libraries in Higher Education de la Association of College & Research Libraries (ACRL). Entre los principios e indicadores de desempeño que presentan estos estándares está la función educativa que ejerce el bibliotecario y que se enfoca en desarrollar usuarios capaces de descubrir, acceder y usar la información efectivamente para su éxito académico, investigación y aprendizaje de por vida. La Middle States Commission of Higher Education (MSCHE, 2014) señala que los estudiantes deben adquirir y demostrar habilidades esenciales, entre las que se encuentra la alfabetización informacional.

La transformación habida en la sociedad y en las instituciones de educación superior, así como la dinámica cambiante del ecosistema de información en el que se vive y se trabaja, presenta un momento oportuno para replantear la forma en que se maneja la información y en cómo se desarrolla en los estudiantes las competencias asociadas a la alfabetización informacional (ACRL, 2015). Cada vez los estudiantes ejercen con mayor fuerza su papel en la creación de nuevo conocimiento, participan activamente en el mundo de la información y utilizan los medios utilizando datos y creando nueva información que difunden a través de diversas vías. Ante esta realidad, los docentes enfrentan una gran responsabilidad en el diseño de un currículo que sea a tenor con los tiempos y que provoque el que sus estudiantes participen y se impliquen en las corrientes de la sociedad de la información y del conocimiento. Esta formación dinámica precisa que los bibliotecarios se cuestionen la forma en que enseñan la gestión efectiva de información, independientemente del medio en que se encuentre y en cómo integrarlo al currículo (ACRL, 2015). Con esto como corolario, se hace necesario que los bibliotecarios participen activamente, junto al profesor de la sala de clases, en el diseño de experiencias de aprendizaje innovadoras que faciliten la alfabetización informacional. Esta labor requiere de los bibliotecarios una planificación que permita que la alfabetización informacional se desarrolle, en varios niveles, de manera sistematizada e integrada al programa académico del estudiante (ACRL, 2015).

El objetivo de esta investigación es describir la adopción de la web social para la alfabetización informacional por parte de las bibliotecas de la UPR. Los objetivos específicos son: identificar las tecnologías de la web social utilizadas por los profesionales de la información para la alfabetización informacional; examinar la extensión en el uso de los diferentes tipos de tecnologías de la web social; determinar las actitudes de los profesionales de la información de la UPR hacia la aplicación de la web social para la alfabetización informacional; e identificar las tecnologías de la web social que utilizan estos profesionales y la conexión que establecen con los Information Literacy Competency Standards for Higher Education (ACRL, 2000) y del Framework for Information Literacy for Higher Education (ACRL, 2015). Para la realización de este estudio, se plantearon las siguientes preguntas de investigación: 1) ¿Cuáles son las tecnologías de la web social de mayor y menor uso para la alfabetización informacional? 2) ¿Cuán frecuente es el uso de la web social en la enseñanza ofrecida por los bibliotecarios profesionales? 3) ¿Cuál es la actitud de los profesionales de la información de la universidad hacia la aplicación de la web social para la alfabetización informacional? 4) ¿Cuál es la conexión entre los estándares de ACRL y la web social a través de la enseñanza?

2. Referente teórico

2.1. Web Social

En la actualidad, la web social se ha convertido en una de las principales plataformas para ofrecer servicios por parte de diferentes organizaciones, entre ellas las bibliotecas académicas (Camacho, 2015). El término web social, según lo define (Cambridge, 2016), es el uso de la internet como una forma de comunicación entre las personas y la formación de relaciones de diversos tipos. La web social, también conocida como Web 2.0, permite una relación directa de los usuarios con la internet y facilita una gestión participativa de los contenidos web (Pinto, Sales, Martínez Osorio y Planelles, 2009). Se caracteriza, además, por la interacción, contribución, comunicación y socialización desarrollada a través de internet (Pagán, 2011). (O’Reilly, 2005) utiliza el concepto Web 2.0 para designar prácticas y servicios web. Este concepto viene a diferenciarse de la primera generación Web 1.0 que se caracteriza por el acceso a gran cantidad de información “estática” y la unidireccionalidad del flujo de información. Con la Web 2.0, (O’Reilly, 2005) resalta la inteligencia colectiva y la arquitectura participativa que permite a los usuarios compartir conocimientos y desarrollar nuevos productos en colectivo. A través de la Web 2.0, se hace uso de diversas tecnologías o herramientas, con diversos niveles de complejidad e interactividad, entre las que se encuentran: weblogs, wikis, really simple syndication (RSS), marcadores sociales, mashups, catalogación social, entre otros (Pinto, et al., 2009).

Los bibliotecarios, a través del tiempo, han adoptado las herramientas de la web social para la alfabetización informacional (Luo, 2010; Bobish, 2011; Uribe, 2012; Magnuson, 2013). La adopción de estas herramientas es una forma de proveer servicios web enfocados en lograr mayor participación y colaboración de los internautas a través de las tecnologías (Martínez Galindo, 2011). Como señala (Bobish, 2011), las herramientas de la web social, aplicadas de manera reflexiva, apoyan la enseñanza centrada en el estudiante y presentan una oportunidad para que los usuarios conozcan la importancia que tiene el desarrollo de destrezas a través de la alfabetización informacional. (Camacho, 2015), en su estudio sobre la presencia de las herramientas sociales en las sedes web, indica que las bibliotecas académicas puertorriqueñas integran en su gran mayoría (86.20%) alguna herramienta tecnológica. Por ello, es importante conocer el uso que tienen estas tecnologías, así como la funcionalidad, el impacto y los beneficios que suponen para los usuarios que participan de la oferta académica de los programas para la alfabetización informacional.

2.2. Bibliotecas UPR

Existe un gran número de bibliotecas académicas en Puerto Rico que demuestran la aplicación de herramientas de la web social desde sus portales en la internet (Pagán, 2009; Uribe, 2011; Camacho, 2015). Esto se ve reflejado en los servicios bibliotecarios, la promoción de actividades y el compartir información académica. En las bibliotecas de la UPR, se implementaron las herramientas sociales activamente luego de concluido el proceso de autoevaluación y la visita a la Isla de representantes de la Association of College & Research Library, entre los años de 2005 a 2008. Esta implementación se debió, principalmente, a la recomendación de los evaluadores externos para el uso de la Web 2.0 en los servicios bibliotecarios. El interés generado sobre el tema provocó el desarrollo de la Comunidad de Práctica Web 2.0 (ahora, Comunidad de Práctica para la Integración de Tecnologías Emergentes - CITE), compuesta por bibliotecarios de distintas unidades de la UPR.

Son escasos los estudios sobre el uso de las herramientas de la web social en las bibliotecas de Puerto Rico, menos aún los estudios relacionados con el uso de estas herramientas para la alfabetización informacional. Cabe mencionar los estudios de (Uribe, 2011) y (Camacho, 2015) en el ámbito de bibliotecas académicas. (Uribe, 2011) realiza el análisis de 48 sedes web de bibliotecas académicas en Puerto Rico, donde se evidencia la presencia de programas para la alfabetización informacional, sus recursos, herramientas y servicios. Por su parte, (Camacho, 2015) explora la presencia e integración de las herramientas sociales o web 2.0 en 29 sedes web de las principales bibliotecas académicas de Puerto Rico.

Por otra parte, en el estudio realizado por (Barrios y Pagán, 2012), los bibliotecarios reconocen el uso y manejo de las herramientas sociales en los servicios de información en bibliotecas de la UPR y reconocen que enfrentan dificultades en cuanto a su actualización, el mantenimiento de las herramientas seleccionadas o la adopción de nuevas herramientas sociales.

2.3. Association of Colleges & Research Libraries (ACRL)

Las bibliotecas de los recintos de la UPR realizan la autoevaluación de sus ejecutorias utilizando como base los Standards for Libraries in Higher Education de ACRL (2011). Estos estándares sirven de guía a las bibliotecas universitarias para el avance y mantenimiento de su papel como socios en la educación de los estudiantes (ACRL, 2011). Estos estándares, además, sirven para que las bibliotecas demuestren su valor y documenten su contribución a la eficacia general de la institución y se preparen para enfrentar los cambios en la educación superior (ACRL, 2011). Entre los principios e indicadores de desempeño de los Standards for Libraries in Higher Education (ACRL, 2011), se encuentra la función educativa que ejerce el bibliotecario y que se enfoca en desarrollar aprendices capaces de descubrir, acceder y usar la información efectivamente para su éxito académico, investigación y aprendizaje de por vida. Para ello, es necesario desarrollar buenas prácticas pedagógicas y proveer la instrucción en una variedad de contextos y plataformas tecnológicas (ACRL, 2011).

Estos estándares están relacionados con otros, creados por la misma organización profesional, que buscan la excelencia en las funciones de las bibliotecas académicas, específicamente en cuanto a la alfabetización informacional. Las bibliotecas de la UPR siguen de cerca los Information Literacy Competency Standards for Higher Education (ACRL, 2000), y ahora más reciente el Framework for Information Literacy for Higher Education (ACRL, 2015). En el momento en que inició esta investigación, los Information Literacy Competency Standards for Higher Education eran las normas aprobadas por (ACRL, 2000) para el desarrollo de la alfabetización informacional a través de la obtención de resultados de aprendizaje y el desarrollo de herramientas y recursos. La aprobación del Framework trajo consigo la ampliación del concepto de alfabetización informacional2 y el cambio de enfoque al retirar los estándares, los resultados de aprendizaje y la enumeración prescriptiva de habilidades, por un marco basado en el conjunto de conceptos básicos interconectados, con opciones flexibles para su aplicación (ACRL, 2015).3

Es importante considerar que estas normas se aplican en contextos universitarios donde interactúan distintas generaciones, entre ellos los “millenials”. Estos últimos se caracterizan por tener un fuerte apego a las computadoras y a cualquier nueva tecnología que pueda hacer la vida más fácil e interesante, son exigentes, optimistas, inteligentes, orientados hacia el trabajo en equipo, prefieren ejercicios activos de aprendizaje y realizan sus investigaciones a través de la internet (Duck y Koeske, 2005).

3. Metodología

Esta investigación cualitativa tiene un enfoque descriptivo de estudio de caso donde se utilizaron dos técnicas para la recolección de datos: el cuestionario y la entrevista. El estudio de caso se enfocó en entender y describir la experiencia de las bibliotecas académicas de la UPR en el uso de la web social para la alfabetización informacional. (Hernández, Fernández y Baptista, 2010) establecen que cada estudio cualitativo es por sí mismo un diseño de investigación. Por lo tanto, sus procedimientos no son estandarizados. En esta investigación, se describen los resultados y se desarrolla el análisis de acuerdo con las siguientes categorías: tecnologías de la web social y su uso para la enseñanza, actitud en la implementación y conexión ACRL y web social. Para facilitar el análisis, se describieron las categorías y las experiencias de los participantes y se respondieron las preguntas de investigación. Estas categorías son agrupadas para detallar cómo cada una se desarrolla en las bibliotecas de la UPR. Para este propósito, se realizó la investigación entre los meses de agosto a diciembre del año 2015 con 23 participantes que respondieron el cuestionario y la entrevista. La entrevista, según (Rubin y Rubin, 2005), es el acercamiento adecuado para obtener información que lleve a entender experiencias y reconstruir eventos. El cuestionario, según (Hernández, Fernández y Baptista, 2010), es utilizado para recolectar datos y consiste en un conjunto de preguntas relacionadas con una o más categorías para ser medidas en el proceso.

3.1. Participantes

Los participantes de este estudio fueron bibliotecarios, con puesto docente, que dirigen o coordinan programas para el desarrollo de destrezas o competencias informacionales en la UPR, así también bibliotecarios que participan en la enseñanza o que ejercen puestos de administración de bibliotecas, bajo los cuales se realizan estas iniciativas. Todos los bibliotecarios contactados por las investigadoras aceptaron participar de la investigación de manera voluntaria. El total de participantes fue de 23 bibliotecarios profesionales que cuentan con, al menos, una maestría en bibliotecología. Estos participantes laboran en 16 bibliotecas que representan a todos los recintos de la UPR.4 Todos los bibliotecarios completaron el cuestionario y participaron de la entrevista (muestreo homogéneo). Para este estudio, no se consideró la participación de bibliotecarios académicos que laboran en instituciones privadas.

3.2. Recogida de datos

Se le distribuyó a cada uno de los participantes la hoja de consentimiento informado de la investigación, se les brindó un tiempo razonable para leerla y hacer preguntas, y se respondieron todas las preguntas de los participantes sobre la investigación. A todos los participantes, se les administró el cuestionario (Anexo 1) y, posteriormente, la entrevista semiestructurada (Anexo 2).

El procedimiento realizado para administrar el cuestionario y la entrevista fue el siguiente: las investigadoras establecieron contacto con los posibles participantes de la investigación. En el momento en que los participantes mostraron interés en formar parte de la investigación, se procedió al envío del cuestionario. El envío y la recepción del cuestionario fueron a través del correo electrónico y se tabularon los datos a través de un formulario creado en Google Form. La recogida de datos del cuestionario se llevó a cabo por un periodo de doce semanas y, luego, se llevó a cabo la entrevista. El proceso completo de recogida de datos se llevó a cabo durante los meses de agosto a octubre del año 2015. Se administró el cuestionario previo a la entrevista, ya que esto permitía clarificar y corroborar datos, así como realizar la triangulación. Estos datos se analizaron a través del programa NVivo 10.

La entrevista se realizó mediante reuniones presenciales o a distancia, tomando en consideración las preferencias y disponibilidad de cada participante. Las investigadoras entrevistaron individualmente a cada uno de los 23 participantes de este estudio. Las entrevistas se realizaron presencialmente en sus escenarios de trabajo o virtualmente a través de Google Hangout o por teléfono. El 90% de los participantes accedieron a ser entrevistados por Google Hangout o por teléfono. El 10% restante fue entrevistado de manera presencial en el área de trabajo. Como señala (Silverman, 2016), el uso de la tecnología y las plataformas de comunicación contribuyen a ampliar las posibilidades de tiempo y espacio para los participantes. Posteriormente, se procedió a custodiar la hoja de consentimiento informado firmado por cada participante. Cada entrevista fue grabada y tuvo una duración aproximada de una hora. Cada grabación fue borrada luego de su transcripción. Las transcripciones y todos los datos obtenidos serán destruidos a los tres (3) años después de concluida la investigación. Para asegurar la confidencialidad de los participantes, el consentimiento informado y la transcripción de la entrevista fueron almacenados en sobres separados para evitar que se identifique al participante.

4. Resultados y Discusión

Los resultados se agruparon de acuerdo con las preguntas de investigación. Los datos fueron obtenidos a través de los resultados del cuestionario y las entrevistas realizadas a los participantes.

4.1. Tecnologías de la web social

Entre las tecnologías de la web social de mayor uso entre los participantes están los blogs, redes sociales, media sharing y mashup. Las tecnologías de menor uso son Wikis, mundos virtuales, escritorios virtuales y podcast. Esto coincide, además, con los hallazgos de (Camacho, 2015) al ser los blogs y las redes sociales los de mayor presencia en bibliotecas académicas de Puerto Rico.

El 57% de los participantes registran estadísticas de uso de las tecnologías mayormente utilizadas, mientras que los datos los registran a través de las plataformas de la web social. Algunos utilizan Google Analytics o las hojas de cálculo para evidenciar su uso. A pesar de esto, la mayoría (70%) de los entrevistados no cuantifican las interacciones, entiéndase conversaciones o comentarios, que se desarrollan en estas plataformas entre usuarios y bibliotecarios. Se considera que es necesario evaluar esto a la luz del nivel de importancia que se le quiera asignar al uso de la tecnología de la web social en la enseñanza.

4.2. Uso de la web social en la enseñanza

El 82% de los participantes de la investigación respondió que utiliza la web social para la enseñanza de las destrezas y competencias de información en la UPR. El grupo restante no la utiliza. Se pudo evidenciar que los participantes que usan la web social para la enseñanza se enfocan mayormente en facilitar el proceso de desarrollar y compartir contenido, tal como presenta (Luo, 2010), y no necesariamente se ilustran, en forma activa, conceptos de alfabetización informacional.

Los participantes identificaron las tecnologías de la web social que utilizan y su frecuencia de uso para la enseñanza de la alfabetización informacional a través del cuestionario (véase Cuadro 1). Entre los resultados obtenidos, se encontró que el 40% actualiza el blog frecuentemente varias veces al mes y no todos los días. Solo el 26% de los participantes actualiza el blog varias veces a la semana. Esto requiere un repensar sobre la importancia que tiene mantener un espacio web actualizado, pertinente y accesible al usuario. El uso del microblogging (por ejemplo: Twitter) obtuvo unos resultados más variados. El 30% de los participantes establecieron que lo actualizan varias veces a la semana y el 20% lo actualiza todos los días y varias veces al mes, respectivamente. Los marcadores sociales no son utilizados frecuentemente, ya que solo el 16% lo actualiza varias veces al mes y el 58% lo actualiza varias veces al semestre. En el caso del media sharing, se actualiza varias veces a la semana (31%), varias veces al mes (12%) y varias veces al semestre (31%). Los mundos virtuales lo utilizan solo tres participantes y su uso es varias veces al año. Los wiki, podcast e imchat se actualizan varias veces al año (50%). Los mashups se actualizan varias veces a la semana (41%). En resumen, el media sharing (Flickr, YouTube, Instagram, Pinterest), blog y redes sociales obtuvieron mayor frecuencia de uso por parte de los bibliotecarios. Una menor frecuencia de uso lo obtuvieron: Imchat, OPAC 2.0 y escritorios virtuales.

Cuadro 1 Número y porcentaje de bibliotecarios según preferencia de uso de la tecnología de la web social de acuerdo con su frecuencia, Universidad de Puerto Rico. Octubre 2015 

Fuente: elaboración propia.

Los bibliotecarios presentaron como primera preferencia utilizar blogs (53.8%), luego los mashups (40%) y las redes sociales (38.5%). Entre los mashups utilizan Google Map y Google Drive, integrados a otras aplicaciones. Esto se debe, en parte, a que en la UPR se promueve el uso de las herramientas de Google, a través de la cuenta institucional de correo electrónico, para compartir información y guardar datos en la nube. Por otra parte, las redes sociales de mayor preferencia son Facebook y Twitter.

Estos resultados llevan a reflexionar sobre la necesidad de implementar una mayor cantidad de herramientas de la web social para la enseñanza o si es suficiente seleccionar solo algunas a partir de las necesidades de los usuarios, el tiempo y el personal bibliotecario disponible para actualizarlas. A esto se suma la importancia de analizar los criterios que se establecen en el proceso de selección de las tecnologías de la web social para la alfabetización informacional, y el que se promueva que su selección no sea únicamente por ser tendencia en el mercado (moda) o por satisfacer una necesidad inmediata. Más bien, establecer un compromiso genuino por parte del personal bibliotecario para el manejo, actualización e impacto de la web social en la enseñanza. Como establece (NMC, 2016) Horizon Report, el emplear la tecnología de manera equilibrada requiere una cuidadosa consideración sobre cómo se relaciona con el proceso de aprendizaje. Uno de los desafíos que el informe presenta es que los educadores deben asimilar las herramientas digitales de manera que estén relacionadas con experiencias de aprendizaje transformadoras que provoquen un verdadero impacto en los estudiantes.

Los participantes de este estudio identificaron algunas de las principales razones que los motivaron a utilizar las herramientas de la web social: enriquece los cursos, talleres, charlas y conferencias, ahorra tiempo y mejora la comunicación con los estudiantes. Además, refuerza la atención de los usuarios y responde a su necesidad. Esto también facilita la presencia de la biblioteca en la internet (véase Cuadro 2). A su vez, se identificaron varios obstáculos para implementar la tecnología de la web: falta de tiempo, falta de conocimiento, necesidad de adiestramiento, disponibilidad de personal, apoyo institucional y ausencia de política institucional. Los participantes coincidieron en destacar la necesidad de identificar personas que cuenten con las destrezas para manejar las nuevas tecnologías y que se desarrolle una política o guías para su implementación y uso. Se observó la falta de planes de trabajo o asignaciones de tareas específicas para el personal a cargo de administrar las tecnologías de la web en estas bibliotecas. Uno de los participantes de este estudio expresó que, para que el uso de la web social en la alfabetización informacional sea exitoso en el ámbito académico, se tendría que hacer de este un proyecto compartido, cuyos recursos sean revisados y evaluados por los colegas de forma tal que se evite la duplicidad de esfuerzos y errores.

Cuadro 2 Número y porcentaje de los bibliotecarios sobre las razones de uso de la web social para la enseñanza, Universidad de Puerto Rico, octubre 2015 

Fuente: Elaboración propia.

4.3. Actitud en la implementación

Todos los participantes presentaron una actitud de aceptación hacia la aplicación de la web social para la alfabetización informacional. En general, aquellos bibliotecarios que utilizan la web social para la enseñanza identificaron algunas ventajas y desventajas en su uso. Entre las ventajas se destacan las siguientes: fácil de aprender y utilizar, permite la divulgación de las destrezas y actividades, simplicidad para subir contenido, poca dependencia de personal técnico, rapidez en la divulgación del contenido, amplitud del radio de impacto hacia los estudiantes, uso flexible y diverso. La diversidad es un factor importante, ya que se conoce que no todas las personas aprenden de la misma forma, por lo tanto, como expresa el participante número veinte (P20) “puedes llegar a más usuarios que aprenden de manera diferente.” El participante tres (P3) expresa claramente la importancia de movernos hacia una biblioteca “verde” ahorrando y considerando la era digital, “la ventaja también es la imagen de la biblioteca, porque estamos en la era digital. Los estudiantes están acostumbrados a usarla, les gusta mucho la parte digital y también ahorran y ayudan al medio ambiente.” Otro participante, P17, expresó que “obliga a uno a estar al día en la tecnología, en cierta medida, tiene mejores resultados en el trabajo. Y entiendo que principalmente se benefician ambos, tanto el que recibe la enseñanza, el estudiante y nosotros también. En términos de que nos obliga a mantenernos al día. En términos de tecnología que es tan importante en nuestra profesión.”

Se identificaron, además, algunas desventajas del uso de la web social en la enseñanza de la alfabetización informacional: dependencia de la internet, necesidad continua de capacitación, sobrecarga de publicidad, inestabilidad de la herramienta, falta de personal que lo trabaje y falta de una infraestructura estable. El participante, P18, enfatiza lo siguiente: “una desventaja es que los bibliotecarios no estamos totalmente inmersos en las redes sociales. Entonces al nosotros no estar inmersos a veces no le podemos sacar todas la ventajas que podríamos sacarle en la utilización de esas herramientas. La otra desventaja es que tenemos una diferencia generacional, dentro de esa generación de nuevos estudiantes, no todos los estudiantes están en las redes sociales. Entonces no podemos confiar totalmente en las redes sociales para impartir las destrezas”.

Además, varios participantes ofrecieron ejemplos concretos de integración de las tecnologías de la web social en la enseñanza demostrando aceptación, satisfacción y evidencia de éxito en su aplicación; por ejemplo, el participante doce (P12) explicó que: “nosotros participamos en un curso que se llama “Case Based Learning” con medicina dental y lo trabajamos con un grupo que se hace cada año en ese curso en particular, es privado y trabajamos las competencias de información con ellos desde ese grupo. Ellos nos preguntan y yo inmediatamente me doy cuenta que tienen una duda cuando hacen preguntas mediante Facebook, que es del que estoy hablando, etc. y nos ha resultado, año tras año, muy cómodo. Todos tienen la plataforma, hasta ahora, cuando cambien la plataforma la cambiamos inmediatamente, pero por el momento esa es la que ellos usan y es la que nosotros estamos trabajando y nos ha resultado perfecto para APA”.

Al igual que el participante doce (P12), el participante ocho (P8) utiliza Facebook y afirma que: “nuestra biblioteca tiene una cuenta en Facebook, y ahí ponemos cosas, pero hay una bibliotecaria auxiliar que se encarga de manejarlo. Yo también soy administradora del espacio, pero en realidad, quien lo maneja es ella, y si ella no está, que está por contrato, es muy probable que lo dinámico de ese espacio virtual entre en una etapa de no ser tan dinámico”.

Además de Facebook, P8 actualiza su blog continuamente y explica que: “hay una sección que se llama Miércoles de APA. Que todos los miércoles hay un post sobre algún tema del Manual de estilo APA. Lo otro que se hace, y se hace con más frecuencia, es usar la plataforma como un medio de divulgación de actividades. Esos posts según llegan las actividades se publican. Hay unas secciones que tienen frecuencia, hay otras que no son secciones, que son los posts diarios, por así decirlo, que según surjan se publican”.

4.4. Conexión ACRL y Web social

Los participantes de este estudio expresaron que encuentran una conexión entre los estándares de ACRL y el uso de la web social a través de la enseñanza; por ejemplo, el participante uno (P1) expresó que: “yo creo que sí que están unidas porque los estándares no te limitan en el uso de estrategias para enseñar las destrezas. Las destrezas son las mismas. Lo que puede variar son los medios y los medios para enseñarlos son diversos”.

El participante cuatro (P4) menciona que: “Yo entiendo que sí, porque los estándares están dirigidos a lograr un éxito del estudiante en los distintos parámetros que establecen los estándares. Y eso es aplicable a cualquier escenario”. El participante siete (P7) presenta claramente la conexión: “cuando tú preparas la clase, por ejemplo, el tema definir la tarea, pues lo que te permite es cómo evaluar la información. Es ir a esa competencia específica, una vez que tienes establecida la competencia específica de lo que vas a desarrollar, tu entonces te mueves a la metodología de enseñanza. Y para mí, todos los medios en la web social lo que me permiten es variar y enriquecer las metodologías justamente de enseñanza”.

Otros participantes expresaron su experiencia con la aplicación de los estándares de ACRL y las herramientas de la web social. P12: “normalmente en la biblioteca no se ha hecho. Individualmente trato de hacerlo. Dependiendo de lo que esté trabajando con los grupos”; P13: “Yo hace tiempo que yo no leo los estándares de ACRL”; y P17: “Yo entiendo que lo que es el programa de destrezas de información no las está integrando”.

Como presenta (Bobish, 2011), existen varias formas de aplicar la web social en la alfabetización de la información siguiendo los estándares de ACRL. Mediante el diseño y planificación de la instrucción, se busca lograr que los estudiantes utilicen las herramientas para desarrollar contenido (como autores), consuman la información en varios formatos y entiendan el proceso de evaluación y uso de las herramientas. Se pudo observar que varios participantes reconocían los posibles cambios futuros en los estándares de ACRL. En este asunto, el participante once (P11) explica que: “los estándares de ACRL son nuestro referente, son los que también nosotros utilizamos para los autoestudios y sabemos que están también en proceso de revisión y ningún estándar es perfecto, pero tratamos de hacer uso y referencia a ellos”. El participante dieciocho (P18) establece que: “Lo estamos haciendo en este momento con el nuevo Framework. Entonces estamos actualizando realmente. Nuevamente, esta es una herramienta para impartir esas destrezas y podemos hacer la conexión”.

Dos ejemplos de bibliotecas que representan experiencias exitosas son las de los participantes P8 y P14 que aplican las herramientas de la web social para el desarrollo de las destrezas y competencias de información y las utilizan para comunicarse directamente con los estudiantes. A su vez, aplican la web social para la enseñanza y llevan a cabo el avalúo de satisfacción a través de plataformas digitales. Otro ejemplo exitoso es la biblioteca del participante P-22 que tiene disponible cursos a través de la plataforma digital con módulos educativos alineados a los ILCSHE y a su vez comparte los resultados obtenidos directamente con los profesores.

5. Recomendaciones

A partir de los resultados obtenidos en esta investigación y la realidad que enfrentan los bibliotecarios, se recomienda al gremio reflexionar sobre la forma en que se incorporan las herramientas de la web social para el desarrollo de la alfabetización informacional en la UPR. Algunas recomendaciones puntuales son: a) ofrecer capacitación continua a los bibliotecarios en temas relacionados con las tecnologías de la información y las comunicaciones; b) propiciar que el personal bibliotecario obtenga certificaciones que le capaciten en la implementación efectiva de la web social para propósitos académicos y profesionales; c) establecer proyectos interdisciplinares en estos temas entre profesores-bibliotecarios y entre los bibliotecarios participantes de las comunidades de práctica profesional de la UPR donde apliquen las herramientas de la web social en el ámbito docente; d) documentar y publicar los haberes obtenidos en cada biblioteca sobre la integración de la web social en la docencia y compartirlos a través de congresos y actividades institucionales; e) establecer una política institucional para implementar la web social en las bibliotecas de la UPR; y f) designar un grupo de trabajo o comité para el desarrollo de proyectos concertados en las bibliotecas de la UPR.

Aun cuando los entrevistados reconocen que las herramientas de la web social facilitan la alfabetización informacional, algunos señalaron la escasez de tiempo y de personal como factores que inciden de manera negativa en los proyectos que contemplan el uso de estas herramientas. Tomando esto en consideración, se hace necesario canalizar los esfuerzos y trabajar en unión de propósito para alcanzar los objetivos que las bibliotecas se han trazado respecto al uso de las tecnologías de la web social. De igual forma, se hace necesario incorporar estas herramientas como parte de una agenda de trabajo coordinado con el profesor de la sala de clases y dentro del plan estratégico de los programas de alfabetización del sistema de bibliotecas de la UPR.

Resulta interesante que uno de los enfoques, que ha asumido ACRL en los Frameworks, sea el llamado “metaliteracy” (Mackey, y Jacobson, 2014), que amplía el alcance de las habilidades de información tradicionales (determinar, acceder, localizar, comprender, producir y utilizar la información) para incluir la producción colaborativa y el intercambio de información en entornos digitales participativos (colaborar, producir y compartir). Asumir este enfoque requiere una adaptación continua a las nuevas tecnologías, dedicar mayor énfasis al pensamiento crítico y a la reflexión constante para ser partícipe de estos espacios como productores, colaboradores y distribuidores de información.

6. Conclusiones

La principal herramienta de la web social que utilizan los bibliotecarios para la alfabetización informacional es el blog. Esta herramienta les sirve para promover y compartir información a los usuarios. Las redes sociales, media sharing y mashup, también son muy utilizadas por los bibliotecarios de la UPR. Se evidenció, además, el uso de la nube, como Icloud y Google Drive, para compartir datos. Las herramientas de la web menos utilizadas son los mundos virtuales, wikis y escritorios virtuales.

La frecuencia de uso de estas tecnologías varía grandemente según su enfoque y propósito. Las herramientas con mayor frecuencia de uso por parte de los bibliotecarios son: el media sharing (Flickr, YouTube, Instagram, Pinterest), los blogs y las redes sociales (Facebook y Twitter). Algunas de las razones que limitan el uso continuo e integración de las herramientas web, según las respuestas de varios participantes, son la falta de tiempo, de personal y de apoyo administrativo. A pesar de las dificultades y limitaciones en los procesos de implementación, todos los participantes consideran necesaria la aplicación de la web social para la alfabetización informacional y afirman que la web social es un recurso enriquecedor. El 82% de los bibliotecarios utiliza la web social como medio para impartir la enseñanza. Los que aún no han integrado la web social para la enseñanza de las destrezas y competencias de información se encuentran en el proceso de planificación.

El 90% de los participantes del estudio establecen conexión entre los estándares de ACRL y las herramientas de la web social para la alfabetización informacional. En el momento de la investigación, solo los participantes de una de las bibliotecas utilizaban el Framework for Information Literacy for Higher Education (ACRL, 2015) y un participante entrevistado indicó que no conoce los estándares de ACRL.

Por tanto, se recomienda que se realicen estudios sobre la implementación de la web social en la enseñanza de la alfabetización informacional en la educación superior en Puerto Rico, tomando como guía el Framework for Information Literacy for Higher Education de (ACRL, 2015) y se profundice en el vínculo que establecen los bibliotecarios entre estas herramientas y el proceso de enseñanza-aprendizaje.

7. Agradecimiento

Se reconoce y se agradece a todos los bibliotecarios participantes de este estudio. Se agradece, además, a la profesora Chamary Fuentes Vergara y a los doctores Carlos Suárez Balseiro y José Sánchez Lugo por sus recomendaciones y valiosas aportaciones durante realización de este estudio.

Referencias

American Library Association. (1989). Presidential Committee on Information Literacy: Final Report. Chicago, IL, Estados Unidos: Autor. [ Links ]

Association of College and Research Libraries, y American Library Association. (2015). Framework for Information Literacy for Higher Education. Illinois, Estados Unidos: Autor. [ Links ]

Association of College and Research Libraries, y American Library Association. (2011). Standards for Libraries in Higher Education. Recuperado de http://www.ala.org/acrl/standards/standardslibrariesLinks ]

Association of College and Research Libraries, y American Library Association. (2000). Information literacy competency standards for higher education. Chicago, IL, Estados Unidos: Autor. [ Links ]

Barrios, R., y Pagán, L. (2012). La percepción de los bibliotecarios sobre el impacto de la comunidad de práctica para la integración de tecnologías emergentes (CITE) en los servicios de información. Simbiosis, 9(2). Recuperado de http://journaldatabase.info/articles/percepcion_bibliotecarios_sobre_el.htmlLinks ]

Bobish, G. (2011). Participation and pedagogy: Connecting the social web to ACRL learning outcomes. The Journal of Academic Librarianship, 37(1), 54-63. Recuperado de http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0099133310002582Links ]

Camacho, G. (2015). Las herramientas web 2.0 en las bibliotecas académicas: El caso de Puerto Rico. Revistas Bibliotecas, 33(1), 1-13. [ Links ]

Cambridge Dictionary. (2016). Definition of social web. Recuperado de http://dictionary.cambridge.org/us/dictionary/english/social-webLinks ]

Castro, C. (2015). Escritorios virtuales. Recuperado de https://prezi.com/wedtzighg5sp/escritorios-virtuales/Links ]

Duck, P. M., y Koeske, R. (2005). Marketing the Millennials: What they expect from their library experience. Ponencia presentada en el ACRL Twelfth National Conference, Minneapolis, Minnesota, Estados Unidos. Recuperado de http://www.ala.org/acrl/sites/ala.org.acrl/files/content/conferences/pdf/duck-etal05.pdfLinks ]

Hernández, R., Fernández, C., y Baptista, M. (2010). Metodología de la investigación (5aed.). México: McGraw-Hill. [ Links ]

Luo, L. (2010). Web 2.0 integration in information literacy instruction: An overview. Journal of Academic Librarianship, 36(1), 37. [ Links ]

Mackey, T. P., y Jacobson, T. E. (2014). Metaliteracy: Reinventing Information Literacy to Empower Learners. Chicago, IL, Estados Unidos: Neal-Schuman. [ Links ]

Magnuson, M. L. (2013). Web 2.0 and information literacy instruction: Aligning technology with ACRL standards. Journal of Academic Librarianship , 39, 244-251. [ Links ]

Martínez Galindo, F. (2011). Implantación de las herramientas de la web social en bibliotecas españolas (tesis de licenciatura inédita). Universidad Politécnica de Valencia, España. [ Links ]

Middle States Commission on Higher Education. (2014). Standards for Accreditation and Requirements of Affiliation (13a ed.). Philadelphia, PA, Estados Unidos: Autor. [ Links ]

New Media Consortium. (2016). NMC Horizon report 2016 Higher Education Edition. Recuperado de http://www.nmc.org/publication/nmc-horizon-report-2016- higher-education-edition/Links ]

O’Reilly, T. (2005). Web 2.0: Compact Definition? O’Reilly Radar. Recuperado de http://radar.oreilly.com/2005/10/web-20-compact-definition.htmlLinks ]

Pagán, L. (2009). Informe de progreso comunidad de práctica UPR Web 2.0. Recuperado de http://es.slideshare.net/lizmargarita/informe-comunidad-de-practica-enero-2009-presentation-941557Links ]

Pagán, L. (2011). La integración de las herramientas sociales en el currículo de la educación superior en Puerto Rico: La percepción de la facultad (tesis doctoral inédita). Universidad del Turabo, Gurabo, Puerto Rico. [ Links ]

Pinto, M., Sales, D., Martínez Osorio, P., y Planelles, E. (2009). Alfabetización múltiple desde la biblioteca pública: Experiencias y propuestas. Buenos Aires, Argentina: Alfagrama. [ Links ]

Rubin, H., y Rubin, I. (2005). Qualitative Interviewing: The Art of Hearing Data. Londres, Inglaterra: Sage Publications. [ Links ]

Silverman, D. (ed.). (2016). Qualitative Research (4a ed.). Londres, Inglaterra: Sage Publications . Recuperado de https://books.google.com.pr/books?id=9FALDAAAQBAJ&lpg=PP1&dq=interview%20%2B%20online%20%2B%20qualitative%20research&lr&hl=es&pg=PP1#v=onepage&q=interview%20+%20online%20+%20qualitative%20research&f=falseLinks ]

Uribe Tirado, A. (2011). La alfabetización informacional en las Universidades-IES puertorriqueñas. Visualización de los niveles de incorporación desde la información publicada en los sitios web de sus bibliotecas. Simbiosis , 8(1-2), 1-12. [ Links ]

Uribe Tirado, A. (2012). Empleo de las tecnologías en los programas de alfabetización informacional. En J. Tarango y G. Mendoza-Guillén, Didáctica básica para la alfabetización informacional (pp. 347-382). Buenos Aires, Argentina: Alfagrama . [ Links ]

1El término alfabetización informacional se conoce en Puerto Rico como destrezas de información o competencias de información.

2La American Library Association la define como el: “conjunto de habilidades que exigen a los individuos reconocer cuándo se necesita información y poseer la capacidad de localizar, evaluar y utilizar eficazmente la información requerida" (ALA, 1989, párr.3). Mientras que en el Framework for Information Literacy for Higher Education: “La alfabetización informacional es el conjunto de habilidades integradas que abarcan el descubrimiento reflexivo de la información, la comprensión de cómo se produce y se valora la información y el uso de la información para crear nuevo conocimiento y participar éticamente en las comunidades de aprendizaje.” (ACRL, 2015, párr. 5).

3El Framework establece estos seis marcos: 1) la autoridad está construida y es contextual, 2) la creación de información como proceso, 3) la información tiene valor, 4) la investigación como pregunta, 5) la erudición como conversación, y 6) la búsqueda como exploración estratégica.

4En la UPR existe un total de 11 unidades autónomas: los recintos de Río Piedras, Mayagüez, Ciencias Médicas, Arecibo, Cayey, Humacao, Ponce, Bayamón, Aguadilla, Carolina y Utuado. Cada recinto cuenta con al menos una biblioteca.

Recibido: 27 de Septiembre de 2016; Revisado: 29 de Noviembre de 2016; Aprobado: 05 de Diciembre de 2016

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons