SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.29 número2Aporte de los rayos x en el sindrome de niño agredidoAnatomía y exploración física de la columna cervical y torácica índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Medicina Legal de Costa Rica

versión On-line ISSN 2215-5287

Med. leg. Costa Rica vol.29 no.2 Heredia sep. 2012

 

Revisión

Educación sexual en la adolescencia: la vivencia de un trabajo comunal universitario

Mariela Parajeles Reyes, Marcela Zamora Arrieta *+


Resumen:

En el presente artículo se aborda la experiencia del taller "Conociéndome, conociendo mi cuerpo y conociendo mi sexualidad", el cual forma parte del Trabajo Comunal Universitario: Prevención de la Violencia Sexual y vulnerabilidad de ITS/VIH/SIDA en personas menores de edad de la Universidad de Costa Rica. El mismo se desarrolló entre julio y octubre del año 2010 en uno de los albergues del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) ubicado en Moravia, con población masculina entre los 12 y 17 años de edad. Es a partir de la sistematización de las sesiones llevadas a cabo y del análisis del instrumento aplicado por las autoras, utilizando el paquete estadístico SPSS 17, que se procuró abordar la vivencia del taller. Al final de las sesiones se determinó que hay una gran pérdida poblacional, se muestra mayor interés en las temáticas de ITS y en cuanto a las consecuencias del embarazo se ve que el hombre tiene más oportunidades de escape que la mujer; en la parte de las encuestas se ve como si hay un cambio en la autopercepción de conocimiento respecto a la sexualidad y la formación de nuevos criterios con base científica en la sexualidad.

Palabras clave:

Adolescencia, sexualidad, educación, trabajo comunal universitario.

Abstract:

The article approaches the experience of the sexual education workshop "knowing me, knowing my body, knowing my sexuality", which emerges from the university community service "Prevention of sexual violence and STD/VIH/ AIDS vulnerability in underage population" of University of Costa Rica.

The project was developed between the months of July and October 2010 in the shelter Moravia 1 of the Patronato Nacional de la Infancia (PANI), with 12 to17 year-old-adolescent-boys. The experience is developed from the systematization of the workshop sessions and the analysis of the instrument applied by the authors, using the Statistical Package for the Social Sciences (SPSS 17). At the end of the workshop there is a great population loss, and the people show major interest in the STD, in the consequences of the pregnancy one sees the man has more opportunities of leak than the woman; in the part of the instrument one sees changes in the autoperception of knowledge with regard to the sexuality and the formation of new criteria with scientific base in the sexuality.

Key words:

Adolescence, sexuality, education, community service.


Introducción

La adolescencia es una etapa fundamental en el desarrollo del ser humano, siendo base tanto para el crecimiento físico como emocional del individuo. Por esta razón, resulta necesario brindar herramientas que contribuyan a su desarrollo, con el fin de que este pueda construir y concluir todos los procesos que conllevan al desarrollo de su identidad y a la conclusión de múltiples cambios que se dirigen al desarrollo del adulto.

Uno de estos nuevos aspectos que toman mayor importancia en la adolescencia es la sexualidad, en cuanto a la percepción y la forma en la que se vive. Los y las adolescentes empiezan a descubrir su cuerpo cambiante y a experimentar nuevas sensaciones como la atracción erótica. Sin embargo, no se puede olvidar que este proceso de conocimiento se encuentra bombardeado de mal información, de ideas erróneas no solamente sobre la sexualidad, sino sobre ellos mismos como adolescentes.

Lo anterior, aunado a peligros como las conductas impulsivas y de riesgo (Valverde et al., 2001), subrayan la importancia de poder dar información temprana y de calidad a los y las adolescentes, ya que en el ámbito educativo y familiar, por mencionar algunos, se les suele negar la información o la misma es sesgada.

A nivel nacional, Garita (2003), en su artículo: Prácticas sexuales en Costa Rica, hace referencia a distintas investigaciones que se han realizado en el país, tomando en consideración los cambios que se han dado en la conducta sexual de los y las adolescentes costarricenses a través del tiempo. El autor señala, que en la actualidad hay una mayor apertura en el dialogo sobre la sexualidad en los y las adolescentes, pero que a su vez, se mantienen patrones tradicionales como lo es el machismo. En lo que corresponde a la vivencia de la sexualidad, indica que se empiezan a manifestar cambios en la interacción entre hombres y mujeres, lo cual es un indicador de la posibilidad de visualizar prácticas sexuales distintas a las de las generaciones precedentes.

El autor, a su vez caracteriza algunos aspectos actuales sobre la masculinidad y feminidad en los adolescentes.

En el caso de los hombres, señala que estos se siguen viendo como la oposición a lo femenino, siendo la fuerza física un elemento esencial, así como el tener varias mujeres y hacer alarde de ello. También se indica que el objetivo de la relación sexual es la eyaculación y no el orgasmo, lo que hace según el autor, que se prefiguren disfunciones sexuales en la adolescencia como la eyaculación precoz y la impotencia eréctil psicológica. En el caso del hombre, también se ve la masturbación como un elemento de naturalidad y se siguen teniendo muchos mitos sobre los métodos anticonceptivos, sobre todo en relación con el condón, lo que hace que se use con poca frecuencia. Adjunta que el hombre sigue apuntando en lo ideacional a la virginidad, pero que no rechazaría a su pareja de tener esta más experiencia, aunque esto puede ser causante de celotipia. Por último, el autor señala que en el hombre el aprendizaje de la sexualidad se da en su mayoría mediante los medios de comunicación y las películas pornográficas, lo cual contrasta con los datos arrojados por la Encuesta Nacional de Juventud (2008), la cual señala la familia y los centros educativos como principales fuentes de información.

En el caso de la mujer, se encontró que esta ya no busca el matrimonio dentro de la adolescencia y que el sentirse y mostrarse como sexual forma parte de la cotidianeidad, lo cual no significa que busquen encuentros sexuales, sino se hace referencia a un sentimiento positivo hacia su cuerpo y sexualidad. En lo que corresponde a la masturbación femenina, se habla de esta, se ve como una práctica para aprender y experimentar el orgasmo, pero siempre se espera que sea el hombre el que le enseñe a la mujer. Se señala que el aprendizaje de la sexualidad se da por medio del grupo de pares o por medios informativos populares y que no se suele acceder a la pornografía. En cuanto al uso del preservativo, se muestra que su uso es poco frecuente, señalando que el hombre no lo quiere usar, que pedir su uso puede generar desconfianza, así como que no les gusta (Valverde et al.,2001, citados en Garita, 2003) . En cuanto a la maternidad, se indica que esta ya no es vista solamente dentro del matrimonio. De igual manera, se señala que las mujeres adolescentes mantienen relaciones sexuales no solo con su novio, ya que sus parejas sexuales pueden ser amigos, en ocasiones mayores que ellas.

Con respecto al inicio de las relaciones sexuales, la Encuesta Nacional de juventud (2008), señala los 14 y 17 años como la edad de inicio en hombres y mujeres. En lo que corresponde al uso de anticonceptivos, según el Programa de Atención Integral a la Adolescencia (PAIA) (2008, citado en Peralta, Fúster & Medina, 2008), el 40% de las adolescentes sexualmente activas nunca ha utilizado algún método anticonceptivo y solo un 24% ha utilizado condón en todas sus relaciones sexuales. En el caso de los hombres, la Encuesta Nacional de Juventudes (2008), señala que un 36,8% de los adolescentes entre los 15 y 17 años de zona urbana, utilizan el condón como método anticonceptivo.

En lo que corresponde a consultas sobre salud sexual, el PAIA (2008) señaló, que de 207 adolescentes que asistieron a consulta entre febrero 2005 y diciembre 2007, se encontró que 60% no habían terminado la secundaria y que un 13% no había terminado los estudios primarios. Se señaló que el 63% del total de pacientes entre los 13 y 15 años ya habían tenido relaciones sexuales. Los autores vinculan el nivel educativo, la no utilización del preservativo y el tener múltiples parejas sexuales con el aumento en el riesgo de contagio de enfermedades como el Virus de Papiloma Humano (VPH).

Dentro de las características del contagio del VPH en la adolescencia, se indica que este se contagia con mayor frecuencia entre los 15 y 25 años, de esto se desprende que es la población joven la que tiene mayor probabilidad de contagio tanto por el riesgo biológico específico de esta edad como por el riesgo social que existe en la población adolescente.
En cuanto al manejo que se ha dado de la sexualidad, Gamboa (2008), formula una crítica a instrumentos creados por el mismo PAIA. Esto porque ella menciona que "Los sistemas de salud no están exentos de esta obsesión con la "sexualidad adolescente", que es vista, en principio, como un problema o, dicho de manera muy directa, como algo patológico." (p. 14). Esto, según la autora se comprueba con las políticas e instrumentos para el acercamiento de las vivencias y pensamientos de los y las adolescentes sobre la sexualidad, los cuales terminan reproduciendo ideas conservadoras y patologizantes de la adolescencia, la sexualidad y la salud.
Gamboa (2008) advierte que: son, por tanto, mecanismos que lejos de problematizar esta realidad, por ejemplo analizando los miedos, prejuicios y estereotipos que se cuelan en las vivencias de las y los jóvenes, los simplifican al universalizarlos, olvidando, como advierte Weeks (1998) que el sexo no es ni bueno ni malo.
Que lo bueno y lo malo lo define cada cultura, cada acción, cada abordaje disciplinar, en el entendido de que el límite siempre está dado por los derechos de toda persona a no ser sometida sexualmente." (p. 22)
Sin lugar a dudas, las fuentes consultadas hacen eco de la problemática de la educación sexual costarricense. Siendo los jóvenes un sector que se encuentra vulnerable frente la transmisión de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) y en el medio de información contradictoria; entre movimientos que procuran una aproximación integral y sana de la sexualidad y datos sesgados llenos de miedos y prejuicios. Es ante este panorama que se plantea el taller "conociéndome, conociendo mi cuerpo y conociendo mi sexualidad", como parte del Trabajo Comunal Universitario: Prevención de la Violencia Sexual y vulnerabilidad de ITS/VIH/SIDA en personas menores de edad de la Universidad de Costa Rica.
El proyecto fue realizado durante los meses de julio y octubre del año 2010 en uno de los albergues del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) ubicado en Moravia, siendo su población masculina con edades comprendidas entre los 12 y 17 años de edad. El objetivo del taller consistió en promover conocimientos básicos sobre sexualidad y la etapa del desarrollo en la que se encontraban los jóvenes. Logrando además: a)promover en la población de adolescentes un espacio de aprendizaje y reflexión en torno a temáticas sobre sexualidad b) prestar un espacio para la discusión y formación de criterios sobre temáticas correspondientes a la cotidianidad de los adolescentes c) fomentar en la población herramientas que los ayuden en su desarrollo biopsico-social, con el fin de que puedan adquirir una preparación futura para afrontar asertivamente las circunstancias venideras a lo largo de su vida.

Métodos

Los participantes del taller fueron jóvenes entre los 11 y 17 años, todos varones; siendo un total de 13 personas aproximadamente; esto con variaciones en la participación debido a la estructura del albergue; ya que muchas veces eran trasladados o ellos mismos desertaban del lugar. Por lo que como población constante y participante de todos los talleres se encuentran 2 sujetos.

La metodología del presente proyecto consistió en la realización de talleres participativos y en la evaluación de los conocimientos en el tema de la sexualidad a partir de: a) Revisión de un cuestionario realizado previamente por el psicólogo encargado del albergue Moravia 1 b) Aplicación del cuestionario modificado por las autoras.

Realización de talleres participativos: El taller de sexualidad integral estuvo compuesto por diez sesiones semanales de tres horas de duración, en las que se desarrollaron temáticas de interés para los jóvenes como: Socialización de la Sexualidad, Género, Anatomía Sexual, Respuesta Sexual Humana/Química Sexual, VIH/SIDA, Prácticas sexuales seguras, Enfermedades de transmisión sexual, Vinculación afectiva, noviazgo y erotismo y Derechos sexuales. Las mismas se dividían esencialmente en una dinámica introductoria y/o enlace con la sesión precedente, dinámicas participativas y breves exposiciones teóricas, y un cierre de la sesión en el que se procuraba integrar los conceptos construidos a lo largo de la sesión y los comentarios de los participantes en relación con la misma.

Las sesiones fueron supervisadas en un inicio por el psicólogo del albergue, el cual las revisaba y otorgaba orientación en relación al conocimiento que poseía de las características particulares de la población. A lo largo de la ejecución del taller, se enviaron los lineamientos de las sesiones de forma semanal al psicólogo y de forma mensual a la tutora del TCU. Siendo la supervisión de los mismos variable a lo largo del proceso.

Evaluación de los conocimientos sobre sexualidad:

Previo al planeamiento de las sesiones, se realizó una encuesta elaborada por las moderadoras, la cual fue basada en una entrevista previa elaborada por las entidades del PANI, con el fin de indagar los conocimientos previos e intereses de los adolescentes participantes. Se contó con la aprobación del psicólogo del albergue. El cual dio el visto bueno a la aplicación del mismo a la población beneficiaria.

En cuanto a estos, la participación en el taller fue voluntaria, sin embargo, el cuestionario se les aplicó a todos los residentes del albergue en julio 2010.

Para el trabajo de sistematización de los talleres, se aplicó la teoría desarrollada por Jara (1994), esto se hizo mediante la revisión de notas recogidas en las bitácoras de las facilitadoras y algunos escritos y carteles elaborados por los jóvenes del albergue.
Por su lado, el análisis del cuestionario aplicado a la población en julio 2010 y en octubre 2010 (se aplicó nuevamente el cuestionario a los dos jóvenes que participaron a lo largo del taller) se dio mediante la herramienta estadística SPSS en su versión número 17.

Resultados

Los resultados son expuestos en dos partes. En la primera, se señalan algunos datos arrojados de la sistematización del material de los talleres y en la segunda se exponen los resultados provenientes del análisis del cuestionario.

Sistematización del taller:

Sesión I: Socialización de la Sexualidad: La sesión contó con la participación de 8 jóvenes. Se les pidió a los jóvenes que crearan en conjunto la historia de un muchacho y una muchacha. Las historias relatadas fueron: Historia de un muchacho: Un muchacho conoce a una muchacha en una fiesta, se van a un cuarto, el joven le da alcohol a la muchacha para que se "ponga loca" tienen relaciones sexuales sin condón. La muchacha queda embarazada, el joven se asusta y se va del país, regresa mucho tiempo después y se vuelve a enamorar de la muchacha, el hijo no lo quiere, el joven vuelve con la madre y siguen juntos por siempre. Historia de una muchacha: Era una muchacha que fue abusada, le gustaba "hacer feo con la amigas", tenia malas amistades, tomaba y andaba con minifalda. Conoció tres hermanos y uno de ellos le puso Diazepam, esta quedó embarazada y no sabía quién era el padre de su hijo. El padre era "el más perro" de los tres.

La muchacha no quería ser responsable y quería abortar, la muchacha murió en el aborto.

En lo que corresponde a la socialización de la sexualidad, los jóvenes señalaron que la mayor fuente era su grupo de pares, la mayoría señaló que en la escuela y colegio se les ha hablado de aspectos fisiológicos, pero que mucho se aprende en la práctica. En ocasiones indicaron el obtener información departe de sus padres, pero no quisieron comentar al respecto al señalar que el "lenguaje no era el adecuado". Indicaron acceder a material pornográfico, en ocasiones facilitado por un hermano(a) mayor. Comentaron que no se hablan de estas temáticas con las tías del albergue. Por último, hicieron alusión a historias de prácticas zoofilicas relatadas por miembros de las comunidades a las que pertenecen.
Sesión II: Género: 5 jóvenes del albergue (1 persona nueva): Se subrayaron imágenes de mujeres ejecutivas o modelando ropa, joyas y maquillaje: En relación con esto algunos de los participantes señalaron que" a la mayoría de las mujeres les gusta el maquillaje y las pinturas, las joyas y algunas son interesadas en el dinero".

Por su lado, otros de los participantes colocaron imágenes de mujeres deportistas, con puestos altos en el gobierno y estudiantes. En el hombre se resaltaron imágenes de deportistas, carros y de hombres acompañados de mujeres, estos en posturas seductoras. De lo anterior se extrae una apertura en la visión de los roles y estereotipos asignados a las mujeres, sin embargo se sigue manteniendo la idea de un "ser mujer" vinculado al interés por maquillaje y joyas, así como una "masculinidad" ligada al estar rodeado de mujeres y al mostrar interés por los deportes y automóviles.

Los participantes manifestaron no tener una idea de los aspectos que abarcaba la sexualidad así como dificultades para diferenciar conceptos como sexo y género.
Sesión III: Anatomía Sexual: Participaron 4 jóvenes del albergue: Los participantes poseían conocimientos generales sobre la anatomía sexual, al ser este uno de los temas que suele ser abarcado en el sistema educativo. Durante la sesión se desarrolló aspectos sobre el desarrollo psicosexual del adolescente, llegándose a identificar que los participantes poseían mitos sobre la masturbación, por ejemplo al afirmar que "las y los adolescentes que se masturban terminan siendo personas promiscuas", así como desconocimiento sobre algunos de sus derechos como adolescentes al estar de acuerdo con la frase:" Los adolescentes no tienen derecho a vivir ni a expresar su sexualidad porque están muy jóvenes y no saben muy bien lo que hacen"
Sesión IV: Respuesta Sexual Humana/Química Sexual: 5 jóvenes del albergue (3 participantes nuevos): Durante esta sesión se abarcó la temática de la masturbación, sin embargo, debido a que se contaba con participantes nuevos se retomaron temáticas ya abarcadas. Además por esta condición se vieron varias resistencias ante la temática ya que las figuras moderadoras eran mujeres.
Sesión V: VIH/SIDA: 2 jóvenes: Los participantes reportaron el haber adquirido a lo largo de la sesión conocimientos sobre las formas en las que se puede trasmitir el VIH/ SIDA, así como en identificar los mitos en relación con el mismo.

Los participantes llegaron a diferenciar entre VIH y SIDA.

Sesión VI: Prácticas sexuales seguras: 2 jóvenes:

Los jóvenes poseían información sobre todo en relación con la existencia de anticonceptivos como el condón y las pastillas. Sin embargo, tenían desconocimiento sobre las precauciones y formas de utilizar los preservativos. Mencionaron ante todo el haber aprendido "sobre el condón del hombre, sobre el condón de la mujer y como se ponen los condones del hombre y de la mujer".

Sesión VII: Infecciones de transmisión sexual: 1 persona. Este era uno de los temas identificado como de interés para la mayoría de los participantes del taller. Si bien, por distintos motivos no se contó con la participación de la población que manifestaba este interés, el participante rescató ante todo la importancia del uso del preservativo en la prevención de las ETS y el acceder al sistema de salud en caso de identificar determinada sintomatología.

Sesión VIII: Vinculación afectiva, noviazgo: 2

Personas: Los participantes compartieron sus experiencias. Hicieron referencia a los celos que se pueden manifestar en las relaciones de pareja.

Sesión IX: Derechos sexuales: 5 personas (2 personas nuevas): Se identificó que los participantes no poseían conocimientos sobre sus derechos sexuales y reproductivos.

Sesión X: Cierre: 3 personas (1 persona nueva):

Se realizan actividades para retomar la mayoría de las temáticas, de forma que se hiciera un cierre general. Seguido a esto se le pidió a los participantes que escribieran algún consejo o información que le darían a un (a) hermano (a) menor o a un amigo (a) en relación con la vivencia de la sexualidad. Entre los consejos se mencionaron: Amigo:"Que use condones, que se haga chequeos médicos cada dos meses y que trate de no tener contacto de sangre con personas infectadas", "Tener una buena relación moderada usando preservativos" "Sobre VIH y SIDA" Amiga:
Tener unos buenos cuidados con respecto a la relación","sobre la adolescencia", "Que tome pastillas y se chequee con el ginecólogo y que le aconseje al hombre que use condón". De las temáticas revisadas, los participantes parecieron poseer mayor información sobre VIH/SIDA, masculinidad y feminidad, derechos sexuales y anatomía sexual. Caso contrario al de temas como adolescencia y la diferencia entre sexo y género.

Encuestas:

Con la intención de ver que tanto conocimiento se tenía sobre sexualidad y que tanto varió este con la participación del taller, se aplicó una misma encuesta antes y después de haber recibido el taller descrito.

Se tiene un total de 10 encuestas, de las cuales 8 corresponden a momentos antes del taller, tanto para los que estaban en un inicio como para los que se fueron integrando en el transcurso del tiempo; las otras 2 encuestas son las únicas que se pudieron realizar de forma posterior, debido a la pérdida de población por distintos motivos, sin embargo, estos dos sujetos asistieron al 100% del taller.

En cuanto a la edad, se tiene que la media de la edad es de 14 años, con 3 participantes de 13 años en el pre-test y 2 en el post-test. En el pretest, se tienen 2 participantes de 17 años y un sujeto de 12, 14 y 15 años de edad.

En la pregunta: ¿Qué tanto conoce de sexualidad?, los adolescentes en términos porcentuales contestaron en su mayoría que un 25%, siendo este el mínimo.      

En cuanto al inicio de la actividad sexual, en el pretest, se muestra que la mitad de los muchachos ya han tenido relaciones sexuales, mientras que la otra mitad no. En el post-test ninguno ha iniciado la vida sexual. De las personas que ya iniciaron su vida sexual 3 de estas comentaron haber tenido entre 1 y 3 parejas sexuales, mientas que un sujeto de 4 a 5.

Por otra parte, a ninguno le gustaría tener experiencia sexual con otros hombres, 2 han tendido relaciones sexuales con una persona al menos 5 años mayor. Ninguno ha pagado por tener sexo (en esta pregunta se ve un valor perdido), mientras que a uno de los encuestado le han pagado u ofrecido regalos a cambio de coito.

En cuanto al conocimiento de los derechos sexuales, en el pre-test, únicamente un sujeto dice conocerlos, sin embargo, no menciona ninguno.

En el post-test ambos sujetos mencionan su conocimiento pero se ve un vació en cuanto que no citan ninguno.

En lo que son las prácticas sexuales de riesgo, se obtienen como categorías los siguientes: usar objetos indebidos, relaciones sexuales brutales, las enfermedades y los embarazos no deseados; de estas la más frecuente es las ITS, con 4 valores perdidos en esta pregunta. En las formas de prevenir las ITS, se ve el condón como la respuesta más frecuente, seguida de anticonceptivos con una respuesta y un valor perdido. En la forma de prevenir embarazos, el condón también se ve como lo más frecuente con 6 personas que contestan, 3 sujetos dicen que las pastillas y uno no responde.

En cuanto al consejo que le daría a un amigo, 5 personas contestan que le recomiendan el uso del condón, siendo las demás respuestas no tener miedo porque es algo normal, cuidarse para que no tenga SIDA y que lo haga.

En lo que respecta a la tabla de mitos, se vieron los siguientes resultados:

Respecto a la relación sexual en general: un 12.5% menciona que el disfrute sexual es un pecado contra un 75% que menciona que no, un 12.5% contestan que no saben.

Las relaciones sexuales son únicamente para tener hijos el 25% dice que sí, el 62.5% que no y el 12.5% dice no saber. En el acceso a métodos anticonceptivos el 62.5% de las personas está de acuerdo, mientras que un 12.5% no y un 25% no saben. El uso de métodos anticonceptivos hace que se pierda la gracia en la relación sexual un 12.5% dicen que es verdadero contra un 62.5% que dicen no saber y un 25% que dicen que es falso. En lo que respecto a la difusión de información sobre métodos anticonceptivos a los y las adolescentes la mitad dice que es falso y la otra mitad dice no saber, así que se ve que nadie lo afirma. En cuanto al tamaño del pene el 12.5% dicen que un pene pequeño no puede dar placer, el 37.5% dice que esto es falso y el 50% dice no saber. Sobre el fin de la relación sexual, el 12.5% dice que cuando el hombre eyacula esta se termina, contra un 37.5% que dice que no y un 50% dice no saber.

En el post-test se ve una división de 50% falso y 50% verdadero en los temas de la sexualidad como pecado, las relaciones sexuales son para tener hijos, el método anticonceptivo hace que se pierda la gracia. Se da una concordancia del 100% en que los adolescentes deberían poder acceder a los anticonceptivos, en difundir información sobre métodos anticonceptivos el 100% contestó no saber.

Sobre el noviazgo y la adolescencia: En las relaciones de noviazgo durante la adolescencia son irresponsables y poco importantes un 25% dice que sí, otro 25% dice que no y un 50% de los miembros no sabe.

El que un embarazo soluciona los problema de la pareja un 50% dice que es verdadero mientras que un 25% se reparte en el falso y no sé. Un 50% de las respuesta firman que los y las adolescentes son irresponsables en el manejo de su sexualidad, mientras que un 37.5% dicen que no y un 12.5% no sabe.

Al final del taller se ve que el 50% apoya el verdadero y el 50% apoya el falso en que las relaciones de noviazgo en la adolescencia son irresponsables, que un embarazo une a la pareja y en que los y las adolescentes son irresponsables con el manejo de su sexualidad.

Respecto a la mujer: el que la mujer debe de participar en labores domésticas el 75% menciona que es verdadero mientras que un 12.5% mencionan que es falso o que no saben. En que la mujer debe de tener su primera relación sexual dentro del matrimonio un 25% dicen que sí, un 37.5% menciona que no y el mismo valor para los que dicen no saber. El 25% dice que las mujeres deben abstenerse más que los hombres para iniciar su vida sexual, mientras que el 12.5% dice que no y el 62.5% no se inclinan a estas respuestas. En lo que respecta a las mujeres aman más que los hombres la mitad dice no saber, mientras que la otra mitad se reparte en que sí y no con un porcentaje de 25% cada uno. Las mujeres pueden tener la iniciativa dentro de las relaciones sexuales un 50% dice que sí y un 12.5% que no, con un 37.5%

que dice no saber. El que la mujer es la que se tiene que cuidar un 12.5% dicen que sí, mientras un 37.5% mencionan que no con un<> 50% que no se inclinan por ninguna de las anteriores. La mujer deja en manos de su pareja las decisiones de su propia sexualidad, un 25% dice que es verdadero mientras que un 62.5% que es falso y un 12.5% dice no saber. Las mujeres tienen la capacidad de tomar decisiones sobre su sexualidad un 87.5% menciona que sí y un 12.5% dicen no saber, nadie refuta esto. El que es normal que las mujeres se masturben un 50% dice que es verdadero, un 12.5% lo toman como falso y un 25% no saben. Sobre el orgasmo de la mujer un 37.5% dice que sólo se llega al sentir la penetración del pene, este mismo valor se da para los que no saben y un 12.5% no saben y este mismo valor para sujetos sin respuesta. El 12.5% de la población dice que la ausencia del himen prueba que una mujer no es virgen, este mismo valor se da para los que dicen que no, siendo un 75% de las respuestas el no sé. Si una mujer lleva preservativos en el bolso es una “buscona” el 62.5% dicen que esto es falso, el 25% dice que es verdadero y el 12.5% dicen no saber. Sobre el deseo sexual, el 37.5% dicen que este en la mujer es menor, contra un 50% que dice que es falso y un 12.5% dicen no saber.

Posteriormente se ve que el 100% de la población piensa que las mujeres deben participar en actividades domésticas, que estas pueden tomar la iniciativa dentro de las relaciones sexuales, es normal que las mujeres se masturben, en falso se ve el que la mujer que lleva preservativos es una buscona y se divide en 50% en verdadero y falso en: la primera relación sexual de las mujeres debe ser dentro del matrimonio, las mujeres deben abstenerse más que los hombres de iniciar la vida sexual, las mujeres aman más que los hombres, la mujer es quien se debe cuidar, la mujer puede tomar decisiones sobre su sexualidad, la mujer sólo llega al orgasmo por la penetración del pene, la mujer tiene menos deseo que el hombre (esta respuesta se divide en verdadero y no sé), la pregunta sobre que la mujer deja en manos de su pareja las decisiones sobre su sexualidad la mitad dice no saber y la otra mitad no contestó.

En el no sé se ve un 100% de respuestas en que el himen prueba la virginidad.

Respecto al hombre: los hombres no deben de expresar sus emociones el 25% dice que es verdadero, el 62.5% falso y un 12.5% dice no saber. El que los hombres experimentan mayor deseo sexual que las mujeres el 75% lo afirma y el 25% dice no saber, ninguno niega esto. El que la norma es que los hombres se masturben un 62.5% menciona que es verdadero, un 12.5% que es falso y el resto dicen no saber. El que la primera relación sexual de los hombres debe ser dentro del matrimonio, un 25% lo apoya mientas que el 37.5% no, siendo este valor también para los que no se inclinan por las respuestas anteriores. En cuanto a que es mejor que el hombre ya tenga experiencia el 50% dice que es verdad, mientras que la otra mitad se divide en no saber y en que no. En cuanto a la participación del hombre en labores domésticas el 75% lo ve como verdadero y un 25% falso.
En este punto, el post-test muestra una concordancia de 50-50% en las respuestas en que los hombre experimentan más deseo sexual que las mujeres, la primera relación sexual se debe dar dentro del matrimonio, es mejor que el hombre tenga experiencia previa a una relación de pareja, cuando el hombre eyacula terminal a relación sexual (en esto se ve falso y no sé) y un 100% de las opiniones van que es norma que los hombres se masturben, los hombres deben participar en labores domésticas, sólo se llega al orgasmo cuando se eyacula (esto optando por falso) y que los hombres no deben expresar sus emociones se ve como verdadero.

Discusión

De las historias relatadas por los participantes se pueden extraer ciertos aspectos como: la práctica de relaciones sexuales inseguras, estas vinculadas al uso de sustancias alteradoras de la consciencia como el alcohol y benzodiacepinas como el Diazepam, de igual manera se manifiesta la no utilización de métodos anticonceptivos como el condón, siendo siempre el embarazo consecuencia del mismo (no se hace referencia a el contagio de una ITS). Se puede observar como frente al embarazo se visualiza que el hombre tiene la opción de no hacerse responsable del hijo, siendo la mujer la que queda a cargo, de no querer hacerlo se visualiza la práctica del aborto, siendo este caracterizada de sumo riesgo y causante de muerte. En relación con esto último, se ve que las consecuencias del no querer vínculo alguno con el hijo resulta diferente entre hombres y mujeres, al hombre se le da la opción de continuar, si bien a costa de la relación afectiva con su descendiente, se manifiesta la existencia de una segunda oportunidad. En el caso de la mujer, por el contrario la salida de ese embarazo

leva a la muerte y de tenerlo se ve como esta joven lidia con la maternidad y es la dadora de segundas oportunidades. El haber sido víctima de abuso, las fiestas, las malas compañías y la forma de vestir entre otros, son vistos como aspectos que se vinculan con la "búsqueda de encuentros sexuales" de parte de las mujeres.

En lo que respecta a las encuestas, se puede decir que a pesar de no ser grupos realmente comparables por su cantidad; y por lo tanto los datos no pueden ser generalizados; se muestran cambios en las respuestas principalmente en lo que se refiere a conceptos. Esto debido a que ellos mismo expresan tener más conocimiento en comparación con el primer test, además de que logran definir lo que son conductas de riesgo e identificar prácticas seguras para la prevención del contagio de las ITS, teniendo en el pre-test respuestas como los anticonceptivos. En el caso del embarazo y de nuevo en las ITS, se le da mucha importancia al uso del preservativo, aspecto muy tomado en consideración por los participantes, según lo reflejado en la encuesta.

Por otra parte, se tiene el conocimiento de lo que son los derechos sexuales a pesar que quizá por su forma no llegan a "memorizarlos" pero el hecho de saber de su existencia ya da un buen indicio.

Finalmente, en lo que son los mitos, se ven algunos cambios no muy significativos; esto se puede atribuir a la moral dada por cada individuo, ya que este aspecto no se tocó dentro del taller, ya que este fungió un papel meramente informativo.
Así en los mitos se ve una consistencia en las respuestas de los participantes en comparación con la primera medida de este aspecto; sin embargo aún se muestran muchas dudas, en cuanto a tomar una posición o no respecto a la temática de género.

Conclusiones

Con respecto al taller sobre sexualidad en adolescentes hombres en el albergue del PANI en Moravia, se puede decir que este si tuvo un cambio en el conocimiento y la perspectiva de la sexualidad de los jóvenes participantes.

Lo anterior en cuanto a un aumento del material manejado sobre la temática de la sexualidad y de la capacidad generada para tomar criterios propios respecto a diferentes temáticas (anticonceptivos, prácticas sexuales seguras, rol de género, etc.)

En cuanto a la cobertura de los temas, la población se muestra satisfecha en cuanto que se cubrieron las temáticas propuestas por los participantes, las cuales se referían principalmente a la anatomía sexual y a las ITS; ampliando el conocimiento sobre estas temáticas, la prevención y la formación de criterios en cuanto a prácticas de riesgo y mitos.

Además de esto, se brindó información ampliada sobre temáticas propias de la sexualidad integral, con dinámicas participativas para que tuvieran un impacto significativo en los participantes (Ej. El correcto uso del condón).

A pesar de esto, debido a motivos fuera del control de las moderadoras, el tema de los derechos sexuales fue tocado de manera superficial, lo cual se refleja en las encuestas. Lo anterior se dio por indisposición de las encargadas del albergue para ese día de trabajo, lo que hizo que la temática no se aprovechara; siendo de vital importancia para la educación de la sexualidad.

Otro aspecto a considerar, son las resistencias por parte de algunos de los participantes debido al sexo de las moderadoras, mujeres, lo que hacía que se sintieran incómodos, tanto por la edad y por masculinidad de conversar temas como la masturbación, ya que se dio a entender que las moderadoras no podrían comprender; ya que ese tema era de hombres. Por lo que se recomienda el trabajar en grupos mixtos, esto para crear identificación por parte de los participantes y para disolver de forma implícita ciertos estereotipos de género (la mujer no se mete en cosas de hombre o viceversa).

Agradecimiento a la Licenciada María de los Ángeles Tosso Rojas, Coordinadora de la Oficina Local de Tibás del Patronato Nacional de la Infancia, al Psicólogo José María Araya Canales del Albergue Moravia II del Patronato Nacional de la Infancia y la Dra. Grettchen Flores Sandí, Directora de la Cátedra de Medicina Legal por su colaboración como tutora en el proyecto


Referencias bibliográficas

1. Valverde, O., Solano, A., Alfaro, J.,Rigioni, M. y Vega, M. (2001). Adolescencia protección y riesgo en Costa Rica, múltiples aristas, una tarea de todos y todas. San José: PAIA        [ Links ]

2. Garita, C. (2003).Prácticas sexuales en la adolescencia. Extraído el 17 de noviembre de:http://www.binasss.sa.cr/revistas/ays/7n1-2/art3.pdf        [ Links ]

3. Consejo Nacional de Política Pública de la Persona Joven. (2008).Primera encuesta Nacional de Juventud, Costa Rica 2008: principales resultados. San José, C.R.: Fondo de Población de las Naciones Unidas.         [ Links ]

4. Peralta, R., Fúster, F. y Medina, D. (2008). Virus del Papiloma Humano en Niñas y Adolescentes. Revista Médica de Costa Rica y Centroamérica, 585, 277-283        [ Links ]

5. Gamboa, I. (2008). La reproducción de un discurso sexual en el programa de atención integral a la adolescencia. Revista de Ciencias Sociales, 2 (120),13-24.         [ Links ]

6. Jara, O. (1994). Para sistematizar experiencias. Alforja. San José, C. R.: Alforja.         [ Links ]

* Estudiantes de psicología, Universidad de Costa Rica. Correo electrónico: mparajel07@hotmail.com, marchelaza@hotmail.com


Recibido para publicación: 16 de junio de 2011 Aceptado: 20 de agosto de 2011

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons